miércoles, 25 de diciembre de 2013

NAVIDAD 2013... QUERIDOS AMIGOS Y AMIGAS, AQUI VA NUESTRO REGALO...

EL SIGNIFICADO ESOTÉRICO DE LA NAVIDAD

(Extractado de una conferencia de Thorwald Dethlefsen, autor de "Vida y Destino Humano" y "La Enfermedad como Camino") La conferencia es de 1981, su sentido es atemporal.

--------------------------------
Lo que sigue es un regalo de nuestro compañero Víctor Richini (integrante del grupo presencial de AATP). Queremos compartirlo con ustedes.

Para más fuentes: ver al final (páginas en las cuales esta conferencia ya fue posteada con anterioridad)
-------------------------------
Thorwald Dethlefsen es un sabio de nuestra tribu (la humana) ... Nació en Alemania el 11 de diciembre de 1946 y falleció el 1 de diciembre de 2010. Sagitario en su máxima expresión, la del guía profundo y generoso, rigió su vida. 



Su texto "Vida y Destino Humano" (Schiksal als Chance) (1) abrió muchos corazones y mentes y viene nutriendo grupos semejantes a los de estas redes -como alumnos y/o como docentes- desde los años 80 (algunos desde antes aún). Quizá muchos de ustedes lo conozcan más como el co-autor de "La enfermedad como camino".

Queremos rendirle un homenaje y de paso, ofrendar esta hermosa conferencia como obsequio de Navidad a todos nuestros amigos y amigas de la red. 

AHORA BIEN: sus palabras son un estímulo poderoso, tal como nos pasa a los astrólogos al leer a Dane Rudhyar cuando nos motiva a una revisión en la lectura zodiacal. 

Porque ya sabemos: eso de ligar la Navidad al Solsticio "de invierno"... es parte de la herencia cultural que hemos recibido de los hermanos del hemisferio norte, aquí en el sur. Y que como astrólogos también nos estamos proponiendo actualizar. Sepamos retraducir el símbolo, leer ahora las Navidades- también- como un símbolo del Solsticio de verano, resignificar estas efemérides momento a momento en la historia y en el devenir geográfico que cada cultura, en la evolución de lo humano, alterna como protagonismo sobre la Tierra. 

¡Feliz Navidad a todos los que la celebren, religiosa, social y/o comunitariamente!
En el hemisferio norte es donde se originó, y aquí en el Sur es donde heredamos y seguimos reproduciendo su aspecto esencial. 

Es nuestro deseo e invocación para esta Navidad: que recuperemos el sentido universal de esta celebración, sentido que expresan también otras celebraciones del planeta.

LEAMOS ENTONCES AL MAESTRO THORWALD... Y FELIZ NAVIDAD EN TANTO "NACIMIENTO DE LO NUEVO", PARA TOD@S...

Si quieren, pueden  acompañar la lectura con la Cantata de Navidad, de Juan Sebastián Bach  así como también del Oratorio de Noel, de Camille Saint-Saëns
(esta hermosa música forma parte de otros obsequios de Navidad, en este caso del amigo Rubén Szuchmacher):

Los subtitulos dentro del texto de Thorwald Dethlefsen son nuestros (una manera de aligerar un tanto su extensión).

-----------------------------------------------------------
NAVIDAD EN OCCIDENTE... ¿HISTORIA O RELIGION?

"La Navidad es la fiesta más importante y más central de todo el año; de alguna manera nos toca a todos, nos importa y nos ocupa. ¿Qué es realmente esta Fiesta? 
Es una fiesta cristiana, es el nacimiento de Jesucristo. Esta es la verdadera razón por la que festejamos la Navidad. Entonces ¿es una fiesta recordatoria o de cumpleaños? ¿Es solo una ojeada retrospectiva a algo que pasó hace 2 mil años, que se pierde en la oscuridad de la historia, puede ser ésta exclusivamente la razón para festejar la Navidad año tras año? 

Si miramos la Navidad como algo histórico estaríamos lejos de agotar el tema. Al respecto nos orienta un místico cristiano llamado Angelus Silesius, cuando dice: "Si Cristo hubiera nacido mil veces en Belén y no en ti, estarías perdido para siempre". "La cruz del Gólgota no puede redimirte del mal - salvo que en Ti mismo también sea levantada". Aquí se puede ver la enorme diferencia entre un cristianismo puramente teológico y otro que podemos llamar esotérico o místico". 

UNA LECTURA ESOTÉRICA ACERCA DE LA NAVIDAD

"La mirada esotérica ve en esta enseñanza del Cristianismo un llamado a todos los hombres y a cada uno de ellos; lo que ve el esoterismo es el pre-trazado arquetípico de un camino de iniciación, ve en esto el ejemplo del camino de evolución del hombre, que cada hombre tiene que imitar tarde o temprano para transformarse en "Cristo" - ese Cristo no es una persona sino un título, la expresión de un estado de conciencia, se podría tomar como sinónimo de "conciencia de Budha" o hablar de una conciencia cósmica, de una iluminación.
Vencer la polaridad, vencer el Yo, ser libre e ingresar a lo Universal es lo que a Jesús , al realizar ese estado de "Cristo", le daba derecho a decir "Yo y el Padre somos Uno". Una frase que indica que esa separación de la polaridad del Yo y de lo Otro fue vencida y se obtuvo el estado de conciencia de la conciliación de la Unidad Universal. Viéndolo de esta manera, el Cristianismo deja de ser una vieja historia. Hasta se podría decir que si fuera posible comprobar científicamente que ese Jesús nunca vivió históricamente - esto no tendría ninguna relevancia para el significado del Cristianismo.
La ciencia expresa sobre todo afirmaciones positivas, de hecho y con esto es siempre un análisis de acontecimientos del pasado y con este análisis trata de predecir algo para el futuro. Con esto la ciencia es siempre historia."

LOS EJES IMAGINARIOS DEL TIEMPO


"En esta proyección del pasado al futuro salteamos un punto muy importante que se llama el presente, el aquí y ahora. Nos movemos sobre un eje de tiempo aparentemente tangible que en realidad no existe, porque el tiempo es un producto de nuestra conciencia polar y así es parte del mundo de las ilusiones. Un relato sobre hechos reales es siempre un relato sobre cosa muerta, porque lo que fue está muerto, no tiene existencia. La Vida se produce solo en el presente, en ese momento tan fugaz de intersección entre el pasado y el futuro. Alrededor de ese punto del presente gira toda la enseñanza esotérica, incluida la cristiana.
Y todas las enseñanzas de salvación, todos los caminos de iniciación, tienen como final la liberación del hombre de estos ejes imaginarios del tiempo que resultan de su conciencia polar, y de mostrarle este ojo de la aguja que lleva al presente, este aquí y ahora que es finalmente la eternidad. Podemos ver que el concepto de eternidad es malinterpretado de manera particular por la teología cristiana, que ha transformado la eternidad en un tiempo muy largo, que no termina nunca. Pero la eternidad es un antiquísimo concepto esotérico y es la negación, lo contrario del tiempo, de nuestro mundo polar, de esa región habla Cristo cuando dice "Mi reino no es de este mundo". Él indica una y otra vez que ese reino está más allá de nuestro horizonte limitado de la conciencia."

LA REALIDAD ES SIEMPRE UNIDAD

…"La realidad es siempre unidad, nunca es múltiple. La liberación y redención de ese mundo aparente, los hindúes lo llaman Maya, los egipcios hablan del velo de Isis, la liberación y redención de esa ilusión recién ocurre cuando se la desenmascara.

…Dar el salto, liberarse, ese es el sentido de lo que dice Cristo: "Hoy puedes estar conmigo en el Paraíso". Es el llamado a un cambio de conciencia, una violenta apertura de los límites de la conciencia, una expansión a la conciencia cósmica, algo parecido enseña el Budha, salir de la reencarnación obligatoria, salir de la rueda y de la repetición obligada. Lo mismo enseña el Cristianismo cuando plantea dejar este dominio y nacer de nuevo en el espíritu. Esta enseñanza del despertar espiritual está contenida en todas las enseñanzas esotéricas y tradiciones místicas, que siempre se han transmitido por la iniciación."

EL PODER DEL  MITO

…"Ese saber se hizo accesible a través del mito. Un mito es algo que crece, es algo muy vivo que crece por sí mismo desde las profundidades inconscientes y toma una forma. De la misma manera en que crecen los árboles en todo el mundo, muy diferentes en su formas y sin embargo todos con una estructura básica común, del mismo modo como hay hombres en todo el mundo, con un aspecto muy variado y sin embargo todos tienen en común una estructura básica, que nos permite hablar de "hombres"; de la misma forma como los cristales de nieve y las sales de los metales tienen por base una estructura de cristalización común, de la misma forma el crecimiento de un mito tiene una estructura básica. 

Deberíamos analizar nuevamente el mito en nuestro tiempo, porque el mito es finalmente el verdadero alimento del alma y todos padecemos un poco de hambre en ese sentido. Hemos despreciado ese alimento, creyendo con cierta arrogancia poder prescindir de él, por ser "solamente" fantasía, cosas no-reales. Así se nos escapó que el mito es siempre más real que los hechos, las cosas o las historias. El mito sale de una región psíquica muy profunda, que nunca ha sido incluida en nuestro mundo aparente. Por eso el mito refleja una realidad psíquica, que es lo que nos interesa aquí. El mito ha tornado accesible para todos los hombres esa realidad detrás de las formas, aún para quienes no se quieren tomar el trabajo de recorrer el camino esotérico. Los relatos de los Hijos de Dios, como los tenemos en las distintas religiones, todos estos relatos también son mitos. "

LA NAVIDAD COMO UNO DE LOS DRAMAS RELIGIOSOS DE LAS GRANDES RELIGIONES DEL PLANETA
…"Podríamos considerar a los acontecimientos religiosos como dramas religiosos, la verdad en sí eternamente vigente se pone en escena de cuando en cuando a través de un acontecimiento histórico en el sentido de un drama religioso y mediante el hecho de que un hombre concreto muy especial, muy singular, recorra ese camino arquetípico de la humanidad y lo viva de manera muy visible. Estas puestas en escena de los dramas religiosos se repiten siempre de nuevo, se enriquece tal vez un aspecto nuevo, se adapta al nivel de conciencia de la humanidad en ese momento, enriqueciendo el proceso de aprendizaje vivido hasta ese momento. Puede valer la pena mirar bajo ese aspecto los diferentes dramas religiosos, las diferentes grandes religiones; se verá con sorpresa que el contenido de las grandes religiones es el mismo, se enseña siempre la misma sabiduría, es siempre el mismo camino hacia una conciencia superior."

EL HIJO DE DIOS, EL SOL, EL "SÍ-MISMO"

"La humanidad siempre relaciona a los Hijos de Dios- y también a Jesucristo - con un astro que en astrología simboliza algo así como el "Sí mismo", un símbolo central: el Sol. Para el hombre, el Sol es el planeta central, que da la luz y la vida, y éste es también el significado de un Hijo de Dios, es el principio que necesita el hombre para recibir luz y vida, el principio del espíritu en sí. Por esto no nos tiene que sorprender una analogía entre los Hijos de dios y el Sol, porqué en casi todas las religiones las fiestas religiosas importantes se corresponden con posiciones muy marcadas del sol en su trayectoria anual.

Así tenemos el Zodíaco, un círculo con 12 partes de 30 grados cada una, en total 360 grados; el sol recorre ese zodíaco en un año, quiere decir que recorre en un día más o menos un grado. La inclinación de la eclíptica respecto del Ecuador terrestre origina nuestras diferentes estaciones del año, de allí se dan las relaciones diferentes entre el día y la noche. Hay cuatro puntos característicos que recorre el Sol en su camino: el principio de la primavera, del verano, del otoño y del invierno, que son en el Hemisferio norte: el 21 de marzo, el 21 de junio, el 21 de septiembre y el 21 de diciembre respectivamente. Astronómicamente el principio de la primavera se llama el equinoccio de primavera (equi=igual, el día y la noche tienen la misma duración); el equinoccio de primavera (en H. Norte) está en 0 grado de Aries, a 180 grados hay otro equinoccio, el de otoño, y a 90 grados entre estos dos hay otro eje, en 0 grado de Cáncer el solsticio de verano y frente a éste, en 0 grado de Capricornio, el solsticio de invierno. (En el hemisferio sur los puntos se invierten)." 

[Aquí es donde pedimos paciencia, queridos lectores de AATP, el escritor y maestro habla y medita desde su hemisferio norte... A nosotros nos cabe tomar la posta, resignificar, actualizar la historia que "desde el Sur" se escribe a nuevo, en esta naciente Era de Acuario]. 

"Cuando festejamos la Navidad, el Sol está en 0 grado de Capricornio, en el punto de la noche más larga y el día más corto (Hemisferio Norte). En este punto más alejado del Sol, en esa gran oscuridad exterior, en esa noche, nace la luz, nace literalmente, en esta noche comienza la victoria de la luz, los días se alargan y las fuerzas de la oscuridad desaparecen. Para los hombres de las culturas antiguas que tenían un contacto mucho más intenso con el Cosmos y con la naturaleza, éste era siempre un momento muy significativo para festejar, como todo lo referente al Sol, pero con especial significado para ese punto en que en medio de la oscuridad más grande nace literalmente la luz. Siempre se festejó como una Noche sagrada, como una Noche de iniciación. "

EL NACIMIENTO DEL "SOL INVICTO": SOLSTICIO DE INVIERNO EN EL HEMISFERIO NORTE


"En las escuelas místicas siempre se ha iniciado a los preparados pero no iniciados, se los llevó a grutas donde se produjo el misterio que tiene por nombre "ver el Sol a medianoche". 

Ese punto arcaico se integró a la iglesia cristiana bastante recientemente, como fiesta de nacimiento de Jesucristo, recién en el año 337, bajo el Papa Julio. Antes de esto había para celebrar el nacimiento de Cristo 136 fechas diferentes. En el año 390 escribe Crisóstomo al respecto: "en ese día, el 25 de diciembre, se ha fijado en Roma el nacimiento de Cristo, para que los cristianos puedan festejar en paz, mientras los paganos están ocupados en sus ceremonias del "nacimiento del sol invicto". Entre la Nochebuena y lo que llamamos Reyes hay 13 noches sagradas, el tiempo más importante del año desde el punto de vista esotérico.

Algo más deberíamos ver en la signatura del Zodíaco: sabemos que Cristo nació de la virgen María y esto se celebra exactamente a la medianoche de este día más oscuro, de esta noche más larga. Si observamos los ejes del Ascendente y del Medio Cielo, que por día recorren una vez completa el Zodíaco, entonces en ese día en que tenemos al Sol en 0 grado de Capricornio, es decir en el solsticio de invierno, a medianoche tenemos su ubicación en el Fondo del Cielo (IC) y en el Este, como signo Ascendente a Virgo. Quiere decir que justo a la medianoche asciende en este día en el horizonte del Ascendente, el signo Virgo. Esta es la signatura cósmica, el nacimiento de la luz en una Virgen. El símbolo astrológico para Virgo es una M con un gancho atrás, que también se relaciona esotéricamente con la signatura de María.

Es en el día más oscuro del año y a la medianoche, o sea, en el punto más oscuro de este día, es allí donde nace la luz. Es la indicación de esa antigua polaridad, que la luz siempre se encuentra abajo, en la oscuridad. Es lo que está en el Evangelio de Juan: "Y la luz llegó a la oscuridad". Es esa relación que siempre recalcan los alquimistas, indicando que lo esencial que buscan, la verdadera quinta-esencia, se hallará en los ámbitos que los hombres no están dispuestos a mirar ni a tocar, porque les resultan demasiado sucios, demasiado oscuros. Que allí donde a la mayoría de los hombres no les gusta ir, ni tocar, ni apenas pisar, allí es donde se encuentra lo que buscan los alquimistas, el verdadero portador de la luz."

[Querido maestro Dethlefsen: los que desde el Sur hemos seguido tus palabras, y las de tantos otros maestros y maestras que buscaron en lo astrológico la herencia del saber antiguo -de milenios- nos comprometemos en la nueva Era de Acuario, desde esta geografía, a tomar la antorcha y seguir el camino. Entre nosotros la Noche Buena, anticipada por el Solsticio de Verano como "su noche más corta", contiene una riqueza simbólica renovadora que nos estamos animando a abrir, a mirar cara a cara por primera vez.]

SIGAMOS EL CAMINO DEL SOL


"Y esa es la razón de porqué este tiempo del año siempre se relacionó con estos pensamientos y representaciones mitológicas. Sigamos brevemente el camino del Sol: a partir de este 0 grado de Capricornio, el Sol marcha por todo el signo de Capricornio, que está subordinado a Saturno, que con su signo son poderes mortuorios, poderes de la oscuridad, y aquí es nuevamente amenazado el camino de la luz por Saturno-Capricornio, se oponen estos poderes a la fuerza de la luz recién nacida y tratan de devorarla. 

Esto lo conocemos a través de la figura bíblica de Herodes, figura saturnina que trata de matar a la luz recién nacida, al niño recién nacido; y son los últimos ataques al nacimiento de la luz, que no llevan a ninguna destrucción como ya sabemos. Treinta días después llegamos al signo de Acuario, que muchas veces se simboliza como un anciano o un ángel que vierte agua, el símbolo del bautismo de Juan el Bautista, la ceremonia de la iniciación de purificación que le corresponde a Acuario, después el Sol entra en el signo zodiacal de Piscis, allí tenemos ya la época de Cuaresma, desde el miércoles de ceniza, el verdadero carna-val, que significa tiempo sin carne; después de pasar por los 30 grados de Piscis, llega al punto fundamental de 0 de Aries, equinoccio de primavera (HN), desplazado en 90 grados al eje de nacimiento, el Sol llega al punto de cruce de su propio nacimiento y allí festejamos Pascuas, o la crucifixión del Portador de la Luz, el Sol, el Logos Solar, llega a su propia cruz y se crucifica literalmente. Las analogías se tornan aquí más finas. El signo de Aries se refiere a la cabeza, al cráneo, no es casual que esa Cruz se levante en el Gólgota, el lugar del "cráneo". 

Quedaría por indicar que en el circuito del año cristiano los ritos de humanización se celebran en días fijos del calendario solar. El 24 de diciembre para la Navidad; el 1º de enero la circuncisión; el 6 de enero Reyes y el 2 de febrero la purificación de María. Los ritos de la muerte de Cristo, de la Resurrección y de la Ascensión se celebran según el calendario lunar, el miércoles de ceniza, Semana Santa, Pascua, Ascensión, Pentecostés.
Esto debería ser suficiente para mostrar el aspecto cósmico, nivel que puede ser que nos demuestre que tiene mucho sentido celebrar de manera muy consciente las fiestas en el transcurso del año, porque con esto nos ponemos en una cierta resonancia con estos ritmos cósmicos eternos".

LA NAVIDAD, COMO UN LLAMADO PARA EL RENACIMIENTO DEL ESPIRITU
"Vista desde el punto de vista del Mito, la Navidad se transforma en un llamado para el renacimiento en el espíritu, un llamado para dejar nacer la luz y a Dios en nosotros. Y solamente así se puede manifestar realmente la Navidad. 

Pero dentro del hombre la luz recién puede nacer cuando afuera ha oscurecido, es decir, cuando ha podido llegar a la devastación del mundo externo, ese proceso que es indispensable antes del nacimiento de la luz, que se produce en la vida del hombre en su alma. En este proceso el mundo externo se torna insípido, las cosas eran atractivas, transformaban al hombre en un ser activo. Pero en algún momento se llega al punto en que todas esas atracciones se derrumban, las cosas pierden su encanto, como si fueran ruinas, transparentes, sin importancia. 

[De nuevo aquí, paciencia en el Sur... Pronto lo nuestro y su renacimiento también será comprendido en el Norte].

Este proceso se produce en el individuo, es un signo de que se esta aproximando a un punto importantísimo que se llama devastación (devastatio), se produce cuando el hombre está dispuesto a descender a la más profunda oscuridad de su alma, cuando está preparado para soportar el terror de los terrores de la propia sombra, de pasar a través de ella, recién cuando ha mirado su propia negrura, su sombra, este es el momento en que, al haber descendido a la oscuridad, en ella puede vivir el nacimiento de la luz, porque la luz vino a la oscuridad. "

BELÉN, LA CASA DEL PAN. LA DE LA VIRGEN EMBARAZADA
"La Navidad misma se produjo en Belén, que en hebreo significa "la casa del pan" y ese Belén, esa casa del pan, es un símbolo de nuestro cuerpo, donde se supone acontecerá esta Navidad, aporqué nuestro cuerpo es el lugar externo de ese renacimiento, igual como lo era Belén en el nacimiento de Cristo.
Primero está allí María, la Virgen que está embarazada. La mayoría de los "Hijos de Dios" nacieron de una madre virgen, y éstas se relacionan entre ellas hasta en sus nombres: la madre de Baco se llama Myrrha; la de Hermes: Myhrra o Maya; la madre de Budha se llamaba Maya, la madre de Cristo María, todos tienen la misma raíz idiomática y se relacionan además con mare, el mar, matee, la madre, y con la materia. Estos parentescos idiomáticos ya nos indican un poco qué es lo que importa verdaderamente, que es lo que representan estas madres de los "Hijos de Dios". 

Un aspecto sería María en relación con la materia , lo externamente visible, donde recién se encuentra la luz, donde está a salvo, pero al principio de manera invisible, de la misma manera como María llevaba la luz dentro de sí, lo llevaba a Cristo-la luz de Dios-pero escondida, oculta, invisible. a María se la ve, a la luz no. Las analogías se pueden llevar a una cadena de símbolos: agua, psique, Luna, mujer, madre, todos los símbolos del principio receptivo"…


MARÍA, DIOSA DE LA LUNA
"Piénsese en las diosas de la Luna, y María es una diosa de la Luna, los cristianos la representan muchas veces con los pies sobre la Luna; también encontramos esta analogía en el Apocalipsis, donde María "refleja la luz del sol y de noche se corona con las estrellas". Esta relación con la Luna es desde siempre el símbolo del alma, porque el alma en el hombre es el principio receptivo femenino en contraste con el principio masculino, irradiante, del espíritu. 

María es por ello en primer lugar nuestra alma, de ella se dice que es "virginal", cosa no tan fácil de comprender de entrada, pero ser virginal, inmaculado, quiere decir sin tiempo, fuera del tiempo, un símbolo para el presente. Virginal aquí significa: presente absoluto, es un llamado para nosotros a abandonar los rastros de nuestras almas, a dejar ese Yo, rastro del pasado, con el que siempre nos identificamos y mientras lo hacemos no tenemos la apertura para poder recibir, ser fertilizados por esa luz divina. Nosotros dejamos rastro, llevamos encima el pasado, el recuerdo, no somos inmaculados, virginales, no vivimos aquí y ahora. Así es como la Navidad es un llamado dirigido a nosotros, de que el alma se deshaga de la ilusión del tiempo, del recuerdo, para poder estar totalmente en el presente, ser inmaculados y virginales. Además tiene que haber disposición de nuestra alma de abrirnos al cielo, para hacer posible que Dios se haga hombre, ese estar de acuerdo totalmente se cristaliza en la respuesta que María da al ángel cuando le anuncia la llegada del Señor, dice simplemente "soy la servidora del Señor, hágase en mi según tu voluntad". "Hágase tu voluntad" y con esto se abre el alma. Y así María es la imagen del alma humana, como seno dispuesto para el principio espiritual".

MAESTER ECKHART Y EL RETABLO DE NAVIDAD: LA GRUTA DE LA INICIACIÓN 
"El místico cristiano, el Maestro Eckhart dice: "el Padre dice la palabra en el alma y cuando el hijo ha nacido, toda alma deviene María"…"María es bendita, y no porque llevaba a Cristo dentro de sí en el cuerpo, sino porque lo ha dado a luz en el Espíritu, y en este acto todos la podemos igualar".

A su lado tenemos a José, que significa "El que debe agregar", es muy típico que José sea carpintero, constructor de formas, y esto nos recuerda al "Gran constructor de los mundos", Dios padre, "El gran Arquitecto", es la fuerza creadora y formativa de un Dios en acción, concretamente representado.

Entre estas dos figuras, María y José, tenemos al niño Jesús, ese Hijo de dios que es el centro de toda esta historia, ese Cristo es el principio divino, podemos decir nuestro verdadero "Sí mismo". Cristo no es un hombre, es un "título", es una expresión de un nivel de conciencia, y es del nacimiento de ese Cristo original eterno, de esa luz original dentro de nosotros, de ese niño de Dios, del nacimiento de ese niño en nuestra alma es de lo que se trata.
Todo esto pasa dentro de un establo que seguramente era una cueva, porque en aquel entonces los establos eran cuevas; desde el punto de vista esotérico, la gruta es el lugar de la iniciación. Otra vez el símbolo: el día más oscuro en su punto mas oscuro y aún más, el hecho se produce debajo de la tierra, otra vez la indicación de que la verdadera luz, la espiritual y que no es de esta tierra, se encuentra en lo profundo y no por arriba. Si dejamos el establo como gruta y lo imaginamos en la forma en que lo tenemos hoy en día, nos llama la atención que todos estos pesebres pintados y representados son siempre establos viejos y arruinados. 

Esto se aclara cuando miramos al polo opuesto, la casa en buen estado, la casa intacta, una casa así referida a la realidad del alma, sigue siendo el dominio donde el hombre todavía se sigue defendiendo, el hombre se retira allí, pone límites contra el mundo exterior, se protege, pero un alma que todavía se protege tras las 4 paredes de su propio yo, que todavía tapa todas las aberturas, no deja entrar nada, allí todo está cerrado, el alma no está abierta y allí no se puede producir el nacimiento de ninguna Divinidad, para que pueda ocurrir, la casa tiene que descomponerse primero, se tienen que disolver todas las formas. Esto es lo que quiere decir el pesebre en ruinas, las viejas formas se tienen que romper, para que se pueda producir el devenir, el morir y devenir siempre exige el sacrificio de las formas anteriores. Por eso el establo se opone a los albergues, a las posadas, porque son las casas intactas y justamente allí no hay lugar para el nacimiento de Dios, el albergue está más que lleno, lleno de deseos y exigencias de los instintos del hombre, no hay lugar para un acontecimiento divino."

LOS REYES  MAGOS y LOS PASTORES: LAS DOS CARAS DE LO HUMANO

"Tenemos finalmente 2 grupos de personas que son parte de esta imagen simbólica del pesebre, los 3 Reyes Magos y los pastores, estos dos grupos se ponen en camino para llegar al niño, reverenciarlo y adorarlo y encuentran el establo. Los Reyes son magos, son astrólogos, dignos y sabios, son paganos, no judíos; los pastores son judíos, son representantes de los campesinos sencillos y humildes, todos ellos simbolizan la adoración de toda la humanidad, de judíos y no judíos, de hombres importantes y espirituales y de gente sencilla, reyes y pastores también representan dos grupos de hombres de polaridad opuesta, fuerzas opuestas en el hombre, por un lado el hombre del intelecto, por el otro el del corazón.

Los Reyes regalan al niño frutos del conocimiento, cosas simbólicas, oro incienso y mirra, expresión de las tres funciones del alma: pensar, sentir y querer. Los pastores son muy diferentes, gente sencilla, hombres que cuidan y que no dirigen, cuidan a los animales in-concientes, son simples, pero unidos a la naturaleza, como no han sido instruidos en asuntos espirituales tampoco pueden confrontarlos en forma directa, cuando se les aparece el ángel, se ciegan, se tapan los ojos, no lo pueden mirar, porque son situaciones que no les son familiares. Cuando adoran al niño regalan fuerzas de la vida, leche, lana, frutos, un corderito, a los pastores se les aparece el ángel y les da una señal: "encontrarán un niño en pañales en un pesebre". Las palabras son: niño, pañales, pesebre, nada de símbolos abstractos como estrellas, sino un símbolo bien concreto; se dice que los reyes "vinieron para adorar y sacrificar" y los pastores "para ver qué había sucedido allí".

LA ESTRELLA DE BELÉN  Y LOS REYES MAGOS "ASTRÓLOGOS"

"Volviendo a la signatura cósmica, la estrella fue una conjunción de Júpiter y Saturno, los 2 planetas más grandes de nuestro sistema, una conjunción de Júpiter y Saturno que por otra parte tenemos ahora nuevamente (1981) y que se torna exacta el 1º de enero (de 1981- 9 grados de Libra). Otra vez un tiempo significativo, otra vez una señal en el cielo para los que son concientes, para los que pueden ver signos."

[Agregamos, querido maestro Thorwald: conjunción que se se ha vuelto a repetir en el ciclo de relación entre Júpiter y Saturno, en los años posteriores, a 22 grados de Tauro en el año 2000. Que se repetirá en el  2020 a cero de Acuario... Y que proviene de ciclos periódicos, cada veinte años, desde aquél histórico año 6 "antes de Cristo", en el que ambos planetas se encontraron en el punto medio de Piscis... y que quizá sea el "real" año del nacimiento de Jesús. O por lo menos, de la estrella que vieron los reyes magos de oriente].

"Esa estrella guía a los Reyes, a veces se oscurece, la vuelven a encontrar, los reyes tienen miedo de perderse, esto simboliza la lucha del hombre por el conocimiento, adquirirlo y perderlo nuevamente; justo antes de llegar los reyes pierden otra vez la estrella y no pueden volver a encontrarla. Ahora tienen que preguntar a los pastores, que los guían. Ahora vienen los hombres de corazón, pueden conducir en este último tramo del camino hasta el pesebre. 

Un hermoso símbolo que no deberíamos olvidar. El camino de la cabeza lleva muy lejos, lleva hasta la creación de las coronas, hasta la cercanía de las estrellas, hasta justo antes de la meta, pero después fracasa forzosamente si uno se limita a él: solamente con la cabeza, solo con técnicas, con el intelecto, por más buenos y útiles que sean, nunca se llega a la meta, nunca hasta el pesebre mismo. Allí tienen que unirse finalmente las otras fuerzas, las del corazón, las fuerzas inconcientes, cercanas a la naturaleza, las fuerzas instintivas. Cuando las fuerzas de la cabeza y el corazón se unen, entonces sí puede acontecer la Navidad."
------------------------------------

Conferencia del maestro Thorwald Dethlefsen, en 1981. El mejor regalo de Navidad que nuestro grupo de AATP haya recibido jamás. Ojalá que nuestros amig@s también.

Buenos Aires, CABA, 24 de diciembre de 2013
---------------------------------------------------------------------------------

FUENTES: en varias páginas está colgada también esta conferencia. En algunos casos editada (como en la nuestra). Citamos dos de ellas. 
http://www.astrotranspersonal.com.ar/significadodelanavidad.htm
http://www.alcayata.com/la_comision/investigacion/navidad.htm

(1) LOS LIBROS MÁS CONOCIDOS DE THORWALD DETHLEFSEN

"Vida y Destino Humano: interpretación por el antiguo esoterismo", ed en español,1984
"La enfermedad como camino", con Rüdiger Dahlke, ed en español, 1983
"La vida después de la vida. Las discusiones con los nacidos de nuevo".1974
"La experiencia de renacimiento. Curación a través de la reencarnación" .1976

jueves, 26 de septiembre de 2013

El arte de iniciar: La potencia de Invocar (1)


SÍNTESIS CÍCLICA EN LA CARTA DE LA ARGENTINA

Un ciclo arranca o se manifiesta, por definición, en relación a otro que termina o se disuelve. Esto es comprobable en el devenir de personas, planetas, soles y estrellas en este universo que -por ahora- es el único que aproximadamente vamos conociendo.

Siempre que un ciclo está terminando es porque otro está arrancando, viceversa: un ciclo arranca luego que otro cierra su despliegue. El renacer del equinoccio de primavera en el hemisferio sur, sólo es posible porque previamente cerró el hemiciclo anterior. Sencillo, visible y constatable, como el día y la noche y las cuatro estaciones.

Otra obviedad: estamos incluidos en sistemas incluyentes, a la manera de las famosas cajas chinas o las mamushkas. Desde el movimiento de estos sistemas que somos, ocurre que somos la síntesis de varios -muchos- ciclos y no sólo de la rotación de la tierra o de su traslación en torno del sol. Realmente son tantos los ciclos, aunque sólo consideremos el sistema solar, que ningún astrólogo podría sintetizarlos todos, momento a momento. Pero bueno: ¡sí a algunos, por lo menos los más visibles!

A esto nos dedicamos quienes intentamos leer, conectarnos con -o vivenciarnos como- sistemas en movimiento. No nos convoca la astrología del fragmento o seguirle la pista a algún ciclo planetario suelto. Si ésta es la única metodología y si no se aclara su intención, resulta sospechosamente conveniente para la corroboración de previas posiciones personales. 

Pero si de antemano se explicitara el ángulo de mira o la intención del astrólogo, entonces todo cambiaría y no habría en ese caso reparo alguno a usar cualquier método (consistente) de análisis. De manera consciente o inconsciente, todo el tiempo elegimos y seleccionamos y lo hacemos en función de las miradas o creencias que aplicamos a lo que supuestamente acontece (o creemos que nos acontece) y que comunicamos a través de nuestros relatosEs sobre este previo recorte o selección donde aplicamos lecturas interpretativas de dichos acontecimientos. Si decidimos que eso ocurrió "por tal causa o motivo", implícitamente estamos decidiendo que es porque no ocurrió de otra manera. No existe la posibilidad de la no opción cuando interpretamos o dotamos de sentido y significación a lo que suponemos que ocurre o lo que nos ocurre, o sea, cuando relatamos; en particular cuando se transitan temas contemporáneos que nos atañen como ciudadanos.

Los astrólogos que participamos en estas redes interactivas, en nuestro caso desde Astrólogos Argentinos Tendiendo Puentes (AATP), intentamos entrenarnos en la detección de éstos y otros gruesos errores metodológicos -ver más abajo- y sus penosas consecuencias, que injustamente recaen luego sobre toda la comunidad astrológica, desprestigiando nuestra profesión.

Celebramos que estas propuestas de limpieza epistemológica resuenen en una creciente cantidad de colegas, alumnos y consultantes, junto con quienes hemos descartado la vía del diletantismo. Deseamos colaborar a que la diversidad de enfoques se haga explícita o que por lo menos se develen los dobles discursos y posiciones escamoteadas, que impiden cualquier debate serio. 



INICIOS Y CAMINOS DE RECIENTE ARRANQUE EN LA CARTA NATAL 
DE LA ARGENTINA: A propósito de varios ciclos conscientemente elegidos o seleccionados como significativos.

Un indicio muy reciente puede ser leído desde la Luna Progresada de la Carta de la Argentina (ciclo que dura 28 años). Arrancó en Aries el 13 de mayo de 2013, a pocos días de la enorme demostración popular a favor del gobierno, del 25 de Mayo pasado. 

Los ciclos previos anteriores fueron: 
Febrero 1904 / Mayo 1931 / Septiembre 1958 / Enero 1986 / 13 de mayo 2013.

Este ciclo refuerza el reciente arranque de Saturno a 24º de Libra, sobre el ascendente (otro ciclo que dura 28-29 años), que tocó por primera vez el ascendente de la carta de la Argentina en noviembre de 2011 a poco del triunfo de CFK, elegida para su segundo gobierno por un porcentaje de votantes que dejó -de nuevo- perplejos a los medios corporativos. Volvió a tocar el ascendente en mayo de 2012, cuando tuvo lugar la nacionalización de YPF. 
Los ciclos previos anteriores fueron: 
Octubre 1923 / Diciembre 1952 - Abril 1953 - Septiembre 1953 / Octubre 1982 / Noviembre 2011- Mayo 2012 - Agosto 2012

En mayo de 2008, arrancó asimismo para la Argentina un ciclo que dura 30 años –el ciclo de lunación o ciclo Sol-Luna- a 27º de Capricornio en la casa IV de su carta natal, muy cerca de la luna que está a 19º. Al año de asumir Cristina Fernández de Kirchner y justo en el momento en que este ciclo de larga duración arrancaba, tenía lugar el conflicto con las patronales agropecuarias y se ponía en evidencia –de allí en más y hasta ahora, de manera ya desembozada- el tronco mediático corporativo de oposición al proyecto de gobierno, que había sido recientemente validado a través de las urnas. Este conflicto y su desencarnada resolución –con el tristemente famoso “voto no positivo” de Cobos- marcó un antes y un después, no sólo en la impronta y estilo futuros del gobierno de CFK, sino en la enorme ampliación de la base de apoyo del kirchnerismo en sectores juveniles, intelectuales, académicos y artísticos (además de los ya explicitados sectores de la industria y hasta ese momento, de la CGT). Apoyo y consolidación que se hicieron visibles –para sorpresa y consternación de dichas corporaciones agropecuarias y mediáticas- con la muerte en octubre de 2010 de Néstor Kirchner y su gigantesca despedida popular. Todo esto tuvo lugar, reiteramos, en pleno arranque de este ciclo de lunación.
Los ciclos previos anteriores fueron:

Octubre 1919 / Abril 1949 / Octubre 1978 / Mayo 2008 (haciéndose en marzo 2012 la mencionada semicuadratura creciente). El siguiente ciclo recién arrancará en 2038.





De más está recordar que si el sujeto es un país, aunque sea relativamente joven como el nuestro, ha pasado ya por varios ciclos planetarios (considerando el planeta por el ascendente, así como consigo mismo). En estos momentos Urano y Neptuno están en ambos casos (consigo mismos o respecto del ascendente), en distancias crecientes. Plutón está en el último cuarto de su ciclo consigo mismo si bien para su retorno habrá que esperar a la segunda mitad del siglo XXI, pero en cuanto a su despliegue a partir del ascendente, aún no llegó a la cuarta parte de su recorrido.


Esta consciente selección de ciclos, extensa y facilitadora de síntesis para la interpretación, no agota por supuesto la enorme combinatoria posible entre planetas, pero en todos los casos mencionados los subrayados indican que estamos en fases de arranque o de despliegues crecientes. Son datos astrológicos sobrados como para deducir, tanto en la carta de un particular como en la de un país, que un proceso de larga duración está en plena etapa de consolidación inicial.


Por supuesto que si se pone el carro delante de los caballos, o si se quiere ajustar la cabeza al sombrero -invirtiéndose el orden de la prueba- con la intención de justificar "desde las estrellas" la instalación mediático-corporativa de un fin de ciclo del programa gubernamental con el que se ametralla a ciertos televidentes incautos desde hace tiempo, la estrategia adecuada es buscar algún ciclo aislado cuya fase de fin y comienzo coincida con listados escolares de "sucesos históricos" convenientes. Más abajo nos explayaremos un poco más sobre este punto decisivo -el vacío metodológico- que abona y genera tantas apreciaciones despectivas hacia la astrología en ámbitos de la investigación humanística y cosmológica.  


LA OBJETIVIDAD DE INDICIOS ENERGÉTICOS LIGADOS 
AL ARRANQUE Y/O AL CAMINO DE IDA (ANGULARIDAD CRECIENTE) 
EN LA CARTA DE LA ARGENTINA.

Ojalá que esta partitura celeste, propicia como pocas en su síntesis cíclica ligada a la renovación y los profundos recambios, sea talentosamente interpretada por nosotros los argentinos, o por lo menos de la mejor manera posible. El estado actual de somnolencia mental y desborde emocional que a veces campea entre nosotros, podría en parte alentar el escepticismo. 

Pero no es ésa nuestra opción y creemos que hay maneras de revertir ese hechizo colectivo. Todo depende de la potencia con la que sepamos invocar, para que se convoque entre muchos de nosotros el vibrante y creativo arte de iniciar.

En eso estamos, gracias a las redes con las que venimos intentando -y logrando paso a paso- el asentamiento de este nuevo paradigma.


ASTRÓLOGOS ¿LEYENDO o TERGIVERSANDO a "LA HISTORIA"?

No podemos olvidar, como astrólogos, el fundamento y el sentido de lo que hacemos, que podríamos resumir en: 

intentar conectarnos con el contexto lo más amplio posible: la síntesis cíclica de cada momento. 

asumir la potencia de recorrer, con humana conciencia, lo esencial de ese  movimiento cíclico, cuya clave reside en las fases de cierre y arranque.

reconocer la subjetividad de lecturas e interpretaciones (basadas en las creencias de cada astrólogo), en particular si se pretende hacer una historia comprendida desde la astrología, tanto en la carta de un país como en la de un sujeto particular.

distinguir los niveles que están siempre presentes de manera simultánea y recorriendo las lecturas, contactos, ritualizaciones, etc., suscitados por la astrología. Partiendo desde el más incluyente éstos serían:

- el nivel energético: las distancias y los ciclos planetarios, el único dato objetivo dentro de nuestro paradigma.

- el nivel psicológico (individual y/o colectivo), que tiñe, condiciona, encuadra en una ideología o mirada acerca de la vida, la lectura y el consiguiente relato de todo astrólogo.

- el nivel de lo que supuestamente creemos que acontece (o que nos acontece): 
siempre a través de la interpretación de relatos que compartimos si estamos presentes durante el acontecimiento, o el cruce de relatos variados que recibimos si no hemos estado presentes. Este último caso es incumbencia específica de la práctica histórica: qué hacen los historiadores con lo que ha quedado registrado en la memoria de testigos de sucesos del pasado, y cómo los interpretan desde la parcialidad humanamente inevitable de su observación. Tramitar esto a través de documentos o testimonios seleccionados del pasado, incrementa la limitación: la selección queda condicionada desde el vamos por quienes los recogieron, escribieron, editaron, y por qué no... a veces también adulteraron.



EL SÍNDROME ASTOLFI (*)

Se suele confundir la historia con los libros de historia ¡y ni siquiera con libros profundos, creativos o por lo menos, producidos por los propios historiadores o investigadores sino directamente con los manuales al uso! A los alumnos, ya desde el CBC se les transmite esta obviedad, sobre todo a quienes se van a dedicar a las humanidades. Razón de más para sentir alarma cuando se difunden a través de internet -con la impunidad que da el vale todo- supuestos análisis que derivarían en un aplazo contundente en cualquier examen de metodología de primer año.


El autodidactismo es una fiebre inflamatoria del ego muy fuerte y hay disciplinas favoritas para estas simplezas y simplificaciones: la "historia" es una de ellas. La "astrología" es otra... Las comillas van porque se trata de estereotipos de la historia y de la astrología, narraciones subjetivas pero no reconocidas como tales -lo que en todo caso enriquecería el enfoque y el relato- sino enhebradas, en lo que hace a la astrología, en recortes parciales de la síntesis cíclica de cada momento del cielo (tomándose ciclos por separado, como ya se vio). 

Ni hablar de los recortes de "los hechos históricos" que supuestamente validarían ese ciclo aislado: tomados de textos del secundario, en el mejor de los casos extrapolados a partir de algún texto de historia de difusión general, que ni siquiera se citan como fuente. Esos contenidos se mencionan impunemente como pruebas contundentes, con toda  ¿inocencia, ignorancia, mala intención? bajo el supuesto de que: "es obvio que en tal año, lo que ocurría era esto, lo dicen los libros de historia". Frase que equivale a "lo dice la gente... entonces debe ser cierto", cada vez que algún seudo-periodista intenta instalar una sospecha carente de pruebas en el noticiero de difusión masiva de cualquier canal monopólico.

Pedimos a nuestros colegas y alumnos estar atentos, porque sin un entrenamiento previo en metodología de la investigación, es fácil y tentador caer en el facilismo de demostraciones históricas supuestamente "sostenidas en lo astrológico". No es tan difícil investigar en serio, si se le dedica tiempo y formación. No inspiremos vergüenza ajena, no alimentemos los prejuicios de quienes al leer esas banalidades creen ver confirmado el prejuicio de que sólo puede ser astrólogo alguien con escasa formación y cultura general. 

Es fácil de recordar: cada libro -cada historiador- selecciona sus testimonios en función de sus creencias, por más amplias que éstas sean en algunos casos. Desde los lejanos años 60 esto es parte de la formación de cualquier carrera humanística: no estamos invocando ninguna teoría nueva ni revolucionaria. 



ESTEREOTIPO DEL ASTRÓLOGO "NEUTRAL"


Lo mismo ocurre con el astrólogo: no es alguien que mira desde el punto de vista del centro del Sol. Mira desde su muy humana y bienvenida posición, por suerte ¡gracias al Cielo! aquí en esta sagrada Tierra... ¿por qué ocultar entonces, por qué no expresar desde qué ventana ideológica consciente o de creencias globales, se están recortando esos supuestos testimonios históricos? ¿Quizá por cierta vergüenza en reconocer los textos infantiles en los que se ha inspirado el relato, quizá por creer que realmente se puede estar mirando desde una síntesis ya lograda, un equilibro ya realizado, una calzada real de individuación ya recorrida? La pretendida “neutralidad” esgrimida por algunos periodistas, comentaristas y editorialistas, es una falacia peligrosa porque atiende a ocultar la real posición subyacente, que por algún motivo ¿vergonzante? se intuye que no conviene ser explicitada o mostrada a la luz del sol. Si esta modalidad -apreciada en la dinámica empresarial mediática- se cuela en el sistema de interpretación de un astrólogo o de cualquier investigador de lo humano, sus productos quedan condenados a una inminente degradación. 




Es penoso tener que aludir a asignaturas pendientes básicas, cuando se está intentando dignificar una actividad como la astrología. Sin justificarla, se puede quizá entender la tentación a pontificar de manera tan elemental: es sencillo concitar aplausos en un auditorio que no reflexiona sobre estas cuestiones y que sólo adhiere a slogans remanidos, o a confirmaciones tranquilizadoras de los estereotipos tribales. Esto no ocurre sólo entre los seguidores adormecidos de algunos programas de TV, también ocurre entre muchos consumidores de sabiduría cósmica, entregada a través del cómodo delivery de facebook o de algunos sites de internet.


LA OTRA CAMPANA


Existen muchos astrólogos a quienes -además de profundizar en lo psicológico colectivo e incluso en lo esotérico- les interesa también la historia, la política y la cultura, asumiendo lo complejo de su abordaje si se intentan trabajos creativos de investigación. 

Nuestro grupo de astrólogos inició en julio de 2010 una propuesta, y en los años posteriores el emprendimiento se asentó, creció y profundizó. En círculos varios, en intercambios con otros investigadores de las humanidades y en reuniones presenciales de distinto tipo, se ha visto ya el brote germinar, y ahora se percibe cómo crecen sus primeros tallos y hojas.

La carta de presentación de este grupo, Astrólogos Argentinos Tendiendo Puentes, sigue vigente (**). Seguimos intentando ser explícitos y visibles, exponiendo nuestras opciones que son claras para todos los amigos que siguen lo que posteamos en nuestro muro de facebook y lo publicado -ya más espaciadamente- en este blog, a lo largo de los  primeros tres años de nuestra vida común. Seguimos tendiendo puentes con quienes, igual que nosotros, perciben la obviedad de encarnar posiciones y de debatir desde ellas, sin temerle a la sana confrontación que mantiene vitales las mentes y limpias de telarañas egoicas las emociones. Es a través de esa sana contienda como lo humano crece y se fortifica, no sólo en el debate político-social sino también en el humanístico-astrológico. Sólo si se confunde a Marte con Plutón, en sus niveles más inmaduros por supuesto, se puede temer a este método dinámico de intercambio: debatir no es intentar aniquilar. Así como negarse al debate no es caminar por la senda del medio sino protegerse en burbujas de auto-completitud. Esto es lo que opinamos -no lo sentenciamos ni dogmatizamos- y por supuesto lo entendemos sólo como una orilla. Todo puente pide también la otra.
.    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .     .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .     .    .    .    .    .    .

En la segunda parte de este escrito, hemos desgranado opiniones a título personal, que dan carnadura y contenido específico a todo lo hasta aquí dicho en relación a -según nuestra interpretación- esta fase de inicio y recorrido inicial de un proceso histórico, leído desde la astrología. 

En general no transcribimos ni publicamos nuestros debates presenciales: en esta oportunidad sí lo hicimos, pensando que era una buena manera de compartir ese espacio mensual con ustedes.

Gracias y hasta pronto!
AATP (Grupo Presencial)
Buenos Aires, setiembre de 2013


*    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    * 

 NOTAS

(*) José Carlos Astolfi: autor de manuales de historia super concentrados, meras crónicas enumerativas de sucesos, que usaron muchos estudiantes secundarios de la generación de Plutón en Leo.

(**) Frases de presentación en la portada de nuestro blog, abierto en julio de 2010.
“Nos proponemos: sumar una mirada que colabore con el nuevo clima de intercambio político-social reabierto en nuestro país.
Hacer más accesible nuestro lenguaje y poder retraducir a todos nuestros mapas, lecturas y propuestas.
Contribuir a que la astrología deje de ser una burbuja para "iniciados" y se transforme en un aporte a la apertura de estos tiempos”.

El arte de iniciar: La potencia de Invocar (2)

Cómo percibimos este gran inicio de ciclo en la historia de la Argentina


Leer primero la 1º parte de este mismo artículo
Hacer clik aquí parte (1)


En esta segunda parte del artículo, transcribimos algunas opiniones y reflexiones personales de integrantes de AATP, luego de la reunión presencial mensual del mes de Virgo.

Con ellas intentamos dar carnadura y contenido específico a lo que propusimos en la primera parte del artículo.

Son interpretaciones y maneras de percibir, desde cada uno, esta fase de inicio y recorrido incipiente de este proceso histórico de larga duración, leído desde la astrología.

En esa oportunidad se reflexionó especialmente sobre el más reciente ciclo de inicio: la Luna Progresada en Aries, en la casa VI de la Carta de la Argentina.

En reuniones previas se trabajaron los otros ciclos, mencionados en la parte uno del artículo.



En general no transcribimos ni publicamos nuestros debates presenciales: en esta oportunidad hemos decidido hacerlo como una manera de compartir este espacio mensual tan rico y significativo para nosotros, con ustedes queridos amigos.

.    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .     .    .    .    .    .    .    .    .    .    .    .     .    .    .    .    .    .


Las referencias a distancias, tránsitos y ciclos planetarios, figuran en rojo.

Las interpretaciones y lecturas de (y desde) cada uno/a, figuran en azul.



Gabriela Torres
Yo creo que lo que se inicia está absolutamente vinculado con que hay un montón de juventud militando. Lo que se inicia tiene que ver con una generación de políticos futuros, con una preparación política e ideológica mucho más potente, que se está haciendo desde las bases y con mucho servicio. Y que los medios estén cuestionados de esta manera, aunque sean una bestia demasiado grande para cortar su cabeza fácilmente, puede ser el inicio de un cambio en la manera como recibamos la información; que estemos poniendo negro sobre blanco de una manera totalmente nueva.


Eli Serebrenik
También lo leo desde el ciclo sol-luna, porque la semicuadratura creciente ya está avanzada, podríamos decir que entrando en este caso en fase tres (aunque este ciclo no lo sigamos en XII fases sino en VIII). Lo asocio también con lo juvenil, en analogía con Géminis y el sextil, como un momento de abrir posibilidades nuevas.

Claudio Fiorenza
Asocio este empezar de nuevo con una mayor conciencia para encontrarnos con el otro. Quizá tenga que ver con un ciclo más maduro, con mayor inclusión ya que la luna progresada entrará en la casa VII, en mayo de 2015, luego de haber pasado Saturno durante tiempo por la casa I. Nos vamos a encontrar con el otro de manera concreta, en las urnas por ejemplo. Por eso lo veo como un inicio de más conciencia e inclusión del otro.

Beatriz Fidel
Invoco que todo lo que hicimos la generación de Plutón en Leo, que costó tantos muertos y desaparecidos, vuelva a florecer ahora en la generación de Plutón en Escorpio. Siento que a estos jóvenes no se los podrá parar, que traen una fuerza  nueva que significará una luz nueva para la humanidad.


Carlota Heidecker
La vinculación de este comienzo ariano (Luna progresada en Aries) con la casa VI indica que son buenas las crisis para trabajar aristas. Hay un antiguo cuento de las artes marciales, en el que el combatiente tiene que atravesar por mucho tiempo muchas crisis, y ello es necesario para que sea un combatiente más puro. Es bueno que esto ocurra en la casa de las  crisis y las caídas. Las Paso fueron oportunas en este sentido: para ponernos fuertes en los desafíos.


Fabio Blanco
Asocio este inicio como algo mucho más íntegro. No sólo incorporamos a los desaparecidos, con los juicios a los genocidas, sino tantas otras cosas: matrimonio igualitario, identidad de género, poder ver al otro como sujeto de derecho (la asignación universal por hijo). Las siento como bases de un inicio de integración, un inicio en el que no hay vuelta atrás, por eso lo leo como un nuevo ciclo, mucho más allá de lo ideológico.


Víctor Richini
Pensando en la crisálida como escena de casa VI, pienso que estamos en un momento casi de ensueño para que nazca algo nuevo. Así sólo puedo pensar este fin de ciclo: como una modalidad de la que puede nacer algo nuevo. Como una metamorfosis.

Me invadió un fuerte sentimiento con la alusión a los desaparecidos, quizá porque soy de esa generación. Hablar de ellos a veces se volvió un tema casi incorpóreo. Pero esta vez sentí el dolor de los desaparecidos en el pecho mismo: y pensé, esto lo hizo también Néstor. El dice “somos los hijos de las madres de Plaza de Mayo” y es muy fuerte porque no tiene que ver con política, con economía, con hitos barriales o mundiales. Tiene que ver con cómo miramos el mundo y con qué nos pasa en el mundo. 

Leí una vez que cuando excavaron una pared de un centro clandestino, encontraron un escrito que decía “Dios mío, ayudame...”. No puedo dejar de emocionarme al recordarlo, porque pienso en la soledad y en el dolor de toda esta gente. A la vez pienso que toda esa sangre y ese dolor parió esto que estamos viviendo. Todos los ideales, la solidaridad, el servicio, el amor con que tantos jóvenes se entregaron al otro, todo el dolor que trajo la represión de lo mejor de una generación, parió esta realidad. Ser hijos de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo quiere decir exactamente eso. Por eso siento que quiero ir a la batalla, pero no para aniquilar a nadie, sino para defender esos ideales. Yo viví esa etapa, igual que Nestor y Cristina, no por el camino de las armas.

Néstor fue un catalizador que terminó de limpiar lo viejo y nos mostró por donde comienza lo nuevo, lo que llamamos "Kirchnerismo". Cristina claramente, siguiendo este razonamiento, inicia un Nuevo Ciclo.
 28 años iniciados en 2013 -Luna progresada en Aries en VI- con un tercio de la Población como núcleo consistente que apoya. A partir de 2015 vienen 4 años de "no Cristina" y tenemos que prepararnos para ese tiempo. Será un período de latencia (Virgo) para un alumbramiento en 2019. Tiempo para una sedimentación, etapa de espera. Como una Edad Media en este Proceso. 

Así como la Edad Media fue desde cierta mirada, una época oscura, no creativa, en la que la Cultura parecía haber desaparecido, algo pasaba en un Mundo interior, en los Monasterios había muchos monjes trabajando diligentemente, en silencio, preservando todo lo que parecía perdido para siempre. Lo que parecía una larga noche floreció con el Renacimiento, que fue la exteriorización de todo el bagaje cultural, que había permanecido en la interioridad durante 1.000 años. No tendremos, esta vez, que esperar 1.000 años para asistir a la metamorfosis.

El Ciclo de lo que podemos ya llamar abiertamente "Cristinismo" , que hace su entrada con los dolores de parto de todo nacimiento, con la llamada "Crisis del campo" en 2008, arranca con todas su fuerza en 2011 y ya en 2012, cerca de la Luna de la CN de la Argentina. Cristina, además, al ser mujer, habla de la presencia Femenina en el planeta. Define muchas cosas. Un Ciclo Sol-Luna Progresada iniciado en 2008, para los próximos 30 años.


Irene Intebi
Invoco que aprendamos un nuevo paradigma, para disentir, hacer política y estar en la oposición. Más cerca de una batalla -en el sentido de Marte- que de la destrucción total del enemigo -en el sentido de PlutónCreo que hacia ahí vamos, porque a cada partido le tocará ser oposición en cada momento. Que lo visceral sea sólo una parte de esa oposición. No olvidarnos que el que piensa diferente puede ser nuestro vecino, nuestro amigo, alguien con quien convivimos en otros niveles.


Olga Weyne
La Luna progresada en Aries indica siempre un arranque específico y concreto, a considerar según las cualidades de la casa donde se presenta. Tiene que ver con un ciclo de 28 años, y resalta la síntesis entre signo y casa (en este caso, casa VI de la carta de la Argentina).

Para mí el arranque tiene que ver con esta nueva manera, ya probada y asentada, de irrumpir con el entusiasmo de nuevos ideales pero intentando hacerlo a través de un nuevo orden, evitando un caos que sólo conducirá al drama y la oscuridad conocidos. Lo pongo en la juventud, lo pongo en una mujer gobernando, en la acumulación de historias pasadas pero no para que sigan enganchadas en la eterna repetición sino en una memoria activa que las traslade a un diapasón más evolutivo. Y lo pongo en una intención personal: ahondar una evidencia de lo que ya está ocurriendo, pero aún invisibilizada por el hechizo plutoniano-neptuniano motorizado por las corporaciones mediáticas. 

Ya está ocurriendo, es inédito en nuestro país que haya un tercio de los votantes asentados y firmes en una propuesta, en un apoyo, en una idea. Lo siento como un capital para el nuevo arranque, como un combustible insuperable. Mi compromiso es develar, explicitar esto que veo, hacerme cargo de esta evidencia, en lo que me sea posible.


Flavia Sena
La otra noche veía una película que tiene unos 30 años, " El Rigor del destino" con Carlos Carela. Hay una escena donde él, como adulto, está en la escuela aprendiendo a leer y pide pasar al frente. Toma un globo terráqueo y dice cosas respecto del hemisferio sur y del norte, de repente lo da vuelta y dice algo así: "Si el hemisferio sur estuviera arriba nosotros estaríamos con la cabeza para arriba y los que estarían cabeza abajo serían ellos". Digo esto porque me emocionó recordar lo que sentí y como lloré a mis 20 años cuando la vi por primera vez. Lloré de bronca, de impotencia. La otra noche lloré emocionada porque eso está ocurriendo. 

No puedo dejar de ver a la Argentina en un contexto global, porque creo que Néstor y Cristina están inspirados en la era de Acuario y sus nuevos paradigmas. No tengo dudas que estamos arrancando un nuevo y largo ciclo, que los cambios acá y en el resto de Latinoamérica han sido consensuados en estos paradigmas de integración, igualdad, distribución. Por eso es revolucionario el proceso. Ciclo Sol-Luna capricorniano cerca de la Luna natal, Luna progresada en Aries en la Casa VI, Saturno recién arrancado por el ascendente: se acabó la joda muchachos, a laburar, cada uno en lo suyo, con todos los recursos de que disponen. La presi lo dice siempre y da el ejemplo. Y trabajar por el otro y no para el otro. Hay algo de metamorfosis, coincido con Victor. 


Jorge Bosia
Muy interesante el resumen de las invocaciones anteriores para el nuevo ciclo de la Luna progresada. Me resultó muy sugerente la imagen de la crisálida, porque para la Argentina coincide el inicio del Zodiaco con la Casa 6. Nunca lo había percibido, y me parece impactante. Es como decir que los comienzos siempre suponen una metamorfosis. Y las metamorfosis son interesantes porque son esos cambios en los que el cuerpo colectivo auto-produce una nueva forma de sí mismo que está predeterminada en su misma esencia. Creo que para estos ciclos largos hay que sacar el "gran angular mental". Pensemos que el ciclo de la Luna Progresada que terminó en mayo venía desde el 85-86. Todo lo que ocurrió y, al mismo tiempo, lo poco que ocurrió también, según se lo vea. 

Creo que este ciclo que termina fue el que nos dio la oportunidad como generación, de gobernar. El que viene supongo que será el de la entrega a la generación siguiente. No le tengo mucha confianza como generación. Me parece que los educó el silencio. En cambio la otra, es la que hizo alianza con nosotros (es la JP actual). Sin embargo, confío en la capacidad de tomar consciencia finalmente de esa generación que va a tener que gobernar. Hay que guiarlos un poco, corregirlos, y darles mucho espacio a los chicos, como hace Cristina. 

Creo que el límite está más o menos en los 40 años ahora. Los que tienen entre 40 y 55 son esa generación del silencio. Debajo de los 40 comienzan a mejorar y los sub-30 son una máquina. Esto, por supuesto, es una generalización, hay gente increíble en todas las generaciones. Tal vez habría que decir: generación del 70, generación del 83, generación del 2001. La que hay que apuntalar un poco es la del 83: se coparon con Alfonsín y los defraudó, luego les cayó Menem y finalmente los reventó el 2001. Están un poco golpeados, sobre todo porque largaron mal de entrada, porque a nosotros sí que nos dieron con saña y miremos a Néstor y Cristina, ¿no? En fin, ideas sueltas, como para ordenar un poco las barajas.


Gloria Dimant
Hay varios factores en la matriz de la carta de la Argentina que pueden parecer a la vez paradójicos y coherentes. Lo pensaba a partir de lo que hicieron notar: Luna Progresada en Aries comenzando en la VI, aunque el signo de la cúspide de esa casa sea Piscis. Así que la Luna Progresada arranca haciendo crisis y metamorfoseando. El ascendente libriano también puede parecer a veces paradójico comparado con el mandala en reposo, arranca con conciencia del otro. Tiene que aprender a ser CON el otro. Ese "la patria es el otro" tan polémico y tan enormemente descriptivo de la carta de una nación con ascendente Libra. La luna, el "planeta" más emocional en el signo menos emotivo, Capricornio. El sol en un signo lunar…

Si el anterior ciclo comenzó en el 86 fue justo luego de la sentencia del Juicio a las Juntas. Este nuevo ciclo comienza con menos "mochila" como para encarar el futuro más livianos en ese sentido. Un nuevo ciclo que nos encuentra siendo un país que está a la vanguardia en política de derechos humanos y, aunque siga faltando muchísimo por hacer en este sentido, hemos logrado mucho más que muchos otros vecinos, incluso más que la mismísima "Madre Patria".

Esto, sumado a la ampliación de derechos que ya mencionó Fabio, hace que el
 nuevo ciclo de Saturno por el ascendente Libra comience con una maduración del mismo. Maduración relativa, ya que somos una nación muy joven, pero no por relativa poco significativa.

El nuevo ciclo nos encuentra también construyendo una integración con los vecinos latinoamericanos que dice mucho, a mi parecer, de la maduración de
 nuestro ascendente en lo que respecta a vínculos complementarios.


*    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    *    * 

Seguiremos subiendo las reflexiones y opiniones de los integrantes de AATP que aún faltan llegar…

Buenos Aires, setiembre 2013